Máster Cirugía Bucal UAH/HUPA

Horario : Lunes a Viernes: 9:00 a 15:00
  Contacto : info@mastercirugia.com

Reconstrucción ósea mandibular con técnica 3D

Paciente de 57 años, ex fumador desde hace 5 años, con HTA controlada es derivado a nuestra consulta para rehabilitar el tercer cuadrante. En la OPG inicial observamos que presenta una zona de fracaso previo de un implante y un implante que aún permanece en boca con un gran defecto óseo que es retirado. Permanece un defecto residual que no permite la colocación de nuevos implantes de forma convencional.

Tras el estudio del CBCT apreciamos que existe no solo un defecto en altura si no también en anchura por lo que se decide realizar la técnica de reconstrucción ósea 3D descrita por Khoury.

El acceso se realiza en tunelización poniendo especial cuidado a la localización y protección del nervio mentoniano.

Una vez realizado el acceso en túnel extendemos la incisión distal para acceder a la rama mandibular para la toma del injerto.

Se obtiene un bloque óseo de unos 3-4mm de grosor. Observamos el detalle de la impronta del canal del dentario en el injerto obtenido.

Se procede a dividir el bloque óseo en dos finas laminas corticales de 1mm de grosor. Se obtiene hueso particulado de la misma zona.

Para la reconstrucción ósea colocamos una primera lámina cortical a nivel crestal fijada con tornillos de osteosíntesis. Es crucial la correcta inmovilización del injerto para el éxito de la técnica. A continuación rellenamos el espacio creado con hueso autólogo particulado y posteriormente se coloca la segunda lámina cortical en vestibular y se suavizan los bordes.

Se procede al cierre sin tensión del túnel. El acceso en túnel disminuye la posibilidad de exposición del injerto.

A los cinco meses se procede a la cirugía de colocación de implantes. Se realiza un acceso en vestibuloplastia. Observamos que la integración del injerto es total y que apenas hay reabsorción ósea a nivel de las cabezas de los tornillos de osteosíntesis. Retiramos las fijaciones y se colocan los implantes.

Cuatro meses después se realiza a segunda fase y la rehabilitación protésica de los implantes. El paciente evoluciona de forma favorable y no presenta ningún síntoma residual de lesión nerviosa.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*