Máster Cirugía Bucal UAH/HUPA

Horario : Lunes a Viernes: 9:00 a 15:00
  Contacto : info@mastercirugia.com

Filosofía científica

La base de nuestra filosofía de trabajo y de tratamiento se centra en recuperar la anatomía perdida de los maxilares por muy diferentes etimologías, como malformaciones, tumores, traumatismos y accidentes e infecciones. Para ello desarrollamos técnicas reconstructivas de los maxilares, cuyos tres principales objetivos son:

1. Eficacia. Ausencia de complicaciones inmediatas
2. Estabilidad. Resultado duradero
3. Seguridad. Ausencia de rechazo o transmisión de enfermedades

La principal complicación inmediata que se puede producir en este tipo de cirugía es la exposición del injerto, lo que lleva a su contaminación por patógenos de la boca y a la posible infección. Este problema es más frecuente, más grave y de peores consecuencias cuando el material de injerto no es del propio individuo, autólogo, sino que es de origen sintético o animal.

El único material que posee todas las características del injerto ideal (capacidad osteogénica, osteoconductora y osteoinductora) con total ausencia de antigenicidad es el hueso autólogo.El hueso del propio individuo es el único material de injerto con el que podemos garantizar al paciente que no existe posibilidad de rechazo alguna, así como tampoco de transmisión o desarrollo de algún tipo de  enfermedad infecciosa o autoinmune con el tiempo.

Por eso, intentamos evitar en todo lo posible la utilización de biomateriales. Los estudios y la polémica reciente en relación con los implantes sintéticos mamarios; la incidencia entre la población de hepatitis C de origen desconocido; o los casos detectados de encefalopatía espongiforme bovina de hace unos años – el asunto de las “vacas locas”-, entre otros, hacen del injerto autólogo, sin discusión alguna, el material más seguro disponible hasta el momento para reconstrucción ósea.

Por todo ello, nuestra filosofía es la de recomponer la naturaleza perdida con el material más natural que existe, lo que se ha denominado en literatura científica anglosajona, el “gold standard”, que no es otro que el hueso del propio paciente: el Hueso Autólogo.

Por otra parte, para evitar la reabsorción a largo plazo del injerto, desde hace años hemos adoptado la filosofía de trabajo en reconstrucción maxilar del Prof. Fouad Khoury (Oldsberg, Alemania). Su idea del diseño y tallado de los injertos óseos, junto con el trabajo de cobertura de partes blandas, hace de esta técnica la más predecible y estable en el tiempo de las publicadas hasta la fecha en la literatura científica mundial.