Máster Cirugía Bucal UAH/HUPA

Horario : Lunes a Viernes: 9:00 a 15:00
  Contacto : +34918854881

Todo los artículos publicados: tunel

Reconstrucción ósea mandibular con técnica 3D

Paciente de 57 años, ex fumador desde hace 5 años, con HTA controlada es derivado a nuestra consulta para rehabilitar el tercer cuadrante. En la OPG inicial observamos que presenta una zona de fracaso previo de un implante y un implante que aún permanece en boca con un gran defecto óseo que es retirado. Permanece un defecto residual que no permite la colocación de nuevos implantes de forma convencional.

Tras el estudio del CBCT apreciamos que existe no solo un defecto en altura si no también en anchura por lo que se decide realizar la técnica de reconstrucción ósea 3D descrita por Khoury.

El acceso se realiza en tunelización poniendo especial cuidado a la localización y protección del nervio mentoniano.

Una vez realizado el acceso en túnel extendemos la incisión distal para acceder a la rama mandibular para la toma del injerto.

Se obtiene un bloque óseo de unos 3-4mm de grosor. Observamos el detalle de la impronta del canal del dentario en el injerto obtenido.

Se procede a dividir el bloque óseo en dos finas laminas corticales de 1mm de grosor. Se obtiene hueso particulado de la misma zona.

Para la reconstrucción ósea colocamos una primera lámina cortical a nivel crestal fijada con tornillos de osteosíntesis. Es crucial la correcta inmovilización del injerto para el éxito de la técnica. A continuación rellenamos el espacio creado con hueso autólogo particulado y posteriormente se coloca la segunda lámina cortical en vestibular y se suavizan los bordes.

Se procede al cierre sin tensión del túnel. El acceso en túnel disminuye la posibilidad de exposición del injerto.

A los cinco meses se procede a la cirugía de colocación de implantes. Se realiza un acceso en vestibuloplastia. Observamos que la integración del injerto es total y que apenas hay reabsorción ósea a nivel de las cabezas de los tornillos de osteosíntesis. Retiramos las fijaciones y se colocan los implantes.

Cuatro meses después se realiza a segunda fase y la rehabilitación protésica de los implantes. El paciente evoluciona de forma favorable y no presenta ningún síntoma residual de lesión nerviosa.

Compartir
Más información

Reconstrucción de gran defecto mandibular, primera parte.

Acude a nosotros una paciente de 40 años de edad derivada para la exodoncia de un premolar incluido en la mandíbula con abcesos de repetición en relación con una pieza endodonciada que presenta idénticos síntomas así como la rehabilitación de dichas ausencias.

Procedemos a la exodoncia de ambos dientes quedándose, como era de esperar, un defecto pronunciado y amplio que imposibilita la colocación de implantes sin injertos previos.

Programamos para cirugía de injertos la cual se realiza bajo anestesia local, acceso en tunelización y reconstrucción del defecto, según técnica de Khoury, con hueso autólogo cortical adelgazado y hueso particulado para mejorar la revascularización del injerto, el cual lo obtenemos de la zona retromolar del defecto a tratar.

Observamos en las ultimas fotografías la ganancia obtenida y vemos en la reentrada a los 3 meses el aspecto ricamente vascularizado del injerto.

Proximamente la cirugía de implantes y la de tejidos blandos

Compartir
Más información

Reconstrucción tridimensional del maxilar posterior derecho en tunelización

Uno de los problemas con el que nos encontramos en cirugía oral es el paciente que ha perdido una o más piezas en el sector posterior maxilar, de forma que aparte de neumatizarse el seno y necesitar una elevación de seno también tenemos una atrofia ósea a nivel crestal.

Si hiciéramos en este caso una elevación convencional nos quedarían unas coronas muy grandes que ocasionarían unos brazos de palanca desfavorables y una mala estética e higiene.

En este tipo de situaciones lo que nosotros hacemos es lo siguiente: Paciente de género masculino, 54 años de edad y sin patología general de interés acude a nosotros con pérdida de hueso en crestal y neumatización del seno derecho.

Lo que haremos será una reconstrucción tridimensional según técnica de Khoury con abordaje en tunelización, se fijará un injerto laminar muy fino en crestal, hacemos la elevación, rellenamos los dos espacios creados con hueso autólogo y fijamos otro injerto vestibular.

A los 5 meses de la intervención se hará la cirugía de implantes. En este caso se le pusieron 2 implantes Xive TG, transepiteliales de 3.8 mm de diámetro por 13 milímetros de longitud, vemos en la última radiografía panorámica los implantes con los tornillos de cicatrización ya colocados.

Compartir
Más información

Reconstrucción en 3D mandíbula

Bienvenido a este blog.  Vamos a ir publicando casos clínicos con cierta frecuencia. El primer caso que presentamos es una atrofia localizada en zona 36-37 postedentulismo de larga evolución. El hueso original ha desaparecido dejando esa imagen de la cresta arqueada típica de las atrofias alveolares localizadas.

Podríamos plantear la opción de poner un implante corto con corona larga pero lo ideal es recuperar los tejidos perdidos y no dejar una rehabilitación que nos deje un brazo de palanca desfavorable. Esto podría funcionar un tiempo si no hay complicaciones protésicas, pero no sería solución a largo plazo.

Nuestra planificación, siguiendo nuestra filosofía, consiste en la reconstrucción del hueso perdido de forma predecible y estable con hueso autólogo. Para ello, usamos la técnica 3D de Khoury: Tomamos un bloque de cortical de mandíbula, lo dividimos sagitalmente en dos finas láminas, y reconstruimos la anatomía perdida. En el interior de la estructura colocamos hueso particulado. Todo ello lo hacemos a través de un tunel mucoperióstico, sin incisiones crestales, para no comprometer el aporte sanguíneo al injerto y mantener íntegra la capacidad osteogénica del periostio.

A los 3 meses y medio, colocamos los implantes dentales.  La estructura del hueso injertado es similar a la del hueso original, algo que se aprecia a simple vista y que se diferencia claramente del hueso regenerado con membranas o biomateriales. Este resultado, demostrado por los trabajos del Prof. Khoury, es estable con el tiempo, sin que se produzca la reabsorción del injerto con los años que inevitablemente aparece con cualquier otra técnica

Compartir
Más información